El ruido en el mar ha existido siempre, de forma natural o biológica. Sin embargo, debido a su carácter reciente y no controlado, la introducción masiva de fuentes sonoras artificiales se ha convertido en una amenaza para su equilibrio, más importante que cualquier otra fuente de contaminación a la que se enfrenta el medio marino.

Los cetáceos, en su calidad de depredadores superiores de la cadena alimenticia, han evolucionado desde hace millones de años entorno a la percepción acústica del medio y representan unos bioindicadores naturales del equilibrio acústico de los océanos.

Comprender mejor la percepción del medio y los mecanismos de comunicación de estos mamíferos significa investigar para la conservación de los ecosistemas marinos y el desarrollo sostenible de las actividades humanas en el mar.

La investigación académica depende generalmente de fondos externos provinientes de canales públicos y de compañías comerciales. Como los efectos de la contaminación acústica sobre el medio marino no están completamente contemplados en programas nacionales, la finaciación a través de estos recursos está limitada. Por lo tanto, recurrimos a fuentes privadas para garantizar la continuidad de esta investigación. Sons de Mar nace como interfaz de divulgación con la vocación de involucrar a la sociedad a través de donativos que permitan colaborar con todas las facetas del trabajo de los científicos implicados.

El desarrollo sostenible marino nos concierne a todos. Juntos podemos implementar soluciones desde la ciencia y la investigación aplicada para devolver al mar un equilibrio acústico vital, un espacio natural de sonidos y silencios.

Donar Escuchar Sons de Mar Quienes Somos